16.10.06

HABITANTES DE GALERÍA: HOMBRES BESTIA


Aquí os muestro más conversiones ya terminadas y pintadas del ejército de los pequeños cabrones. He intentado inyectar más dinamismo a las figuras empleando todo tipo de trucos. A la hora de pintarlas tampoco he querido un esquema unitario sino que me parece mejor mostrar la variedad que podrían alcanzar estas criaturas.

Análisis:


- Choto rojo: Las patas fueron cambiadas de postura para simular que estuviera corriendo, pero las uniones no se repasaron con masilla y en algunos casos se notan los cortes. La idea de representar a uno de estos seres subido a un tronco se me ocurrió cuando caminaba por la calle y encontré una ramita en el suelo. Luego uní la idea del cabrón a la carrera junto con la del tronco y aquí tenemos el resultado. Inclinando la pose de la figura hacia delante, adquiere esa postura clásica donde la testuz del animal avanza agachada cuando van a embestir, cosa que todos hemos visto en los reportajes de Felix Rodriguez de la Fuente con los muflones. Para colocar el arma hacia delante en esa postura tuve que cortar todo el brazo y rehacerlo con masilla por entero, excepto la mano y la muñeca. Ah, y para modelar la masilla uso un palillo de dientes redondo mojado en agua, todo muy simple.


- Choto tribal: La idea de este era pintarlo con un color de piel clara para poder hacerle encima pinturas de guerra como las de los Pictos, o como las de Braveheart, o como las de algunos enanos matadores... La tradición de pintarse para diversos rituales, incluida la guerra, es una característica que se ha dado en todos los pueblos neolíticos de cualquier región. Me gustó la idea de pintarle solo medio cuerpo, como si fuera un lado natural y otro sobrenatural. Tiene toda la pinta de ser el fanático de la manada. Lo pinté por entero de blanco y luego le di un baño muy denso de tinta avellana, resultando ese color. El pelaje se pintó de marrón para luego darle luces en amarillo y blanco levemente. Para girar el brazo hasta esa postura, resultaba un hueco enorme entre la espalda y el hombro, y a diferencia del caso anterior, opté por ponerle unas pieles a un lado de la espalda, realizadas con masilla, todo muy peludo. El hacha esta fabricada con un palillo de dientes y una hoja de hacha vieja de mi caja de restos. En mi linea de usar estas miniaturas como experimentación de variedad de peanas, opté esta vez por un paisaje nevado. La base fue decorada con arena de playa y un trozo de corteza de arbol donde se sube la figura (en dos niveles diferentes), todo pintado. Lo siguiente fue fabricar la nieve, y despues de buscar muchas recetas, opté por realizarla mezclando cola blanca, bicarbonato y agua (según la densidad deseada). Al final se aplica con una pequeña espátula y ya tenemos un Cabrón de las Nieves.


- Choto azul: Muy lejos de mi idea común de realizar miniaturas que puedan tener colores coherentes a la vida real, me decidí por pintar esta miniatura (la primera conversión que puse en el anterior post) en un esquema de colores frío, con azules y blancos. Las horas que estoy dedicando a leer las revistas de Game Forces y las nuevas series de miniaturas que se basan muy mucho en diseños manga y anime me han movido a esto. Aun a riesgo de que parezca un dibujo animado, estoy muy orgulloso con el resultado. La peana la realicé con la intención de que pareciera una zona cubierta por tablas quebradizas, y aun no esta terminada, ya que necesita que le saque las luces y repasar los contornos.


Espero que os guste a todos.


Estadisticas de visitas