27.9.06

PROYECTO HISTÓRICO: UN EJÉRCITO VALACO DEL SIGLO XV

Vlad III o Vlad Tepes Draculea


El año pasado estuve durante 3 meses aproximadamente buscando, más allá de mis propios medios, información sobre la figura histórica de Vlad Tepes, porque se me ocurrió hacer un pequeño ejército histórico de su época con las miniaturas de 28 mm que pudiera encontrar en cualquier marca. Fue uno de mis grandes proyectos y un colega me dijo que tanto trabajo no podía quedar relegado a mi estantería, sin ver la luz. El otro día estuve ha
ciendo limpieza y encontré una enorme pila de folios y fotocopias de todas las notas que encontré en libros e internet. Estuve a punto de tirarlos pero me dio pena, y he decidido irlos resumiendo y mostrándo los datos aquí. Ojalá hubiera encontrado yo una web donde estuviera todo lo que yo busqué y necesité. Por si acaso os animais algún día a acometer un proyecto tan peculiar como este, o tan solo si os gusta la historia de Europa del Este y la figura del Drácula histórico, aquí os dejo mi trabajo.

¿QUIEN FUE VLAD TEPES?

Lo primero que os dejo aquí es una traducción que hice personalmente al castellano de un original ruso, a su vez traducido del inglés. Se trata de un texto manuscrito histórico y real encontrado en un monasterio del sur de Rusia. Podría comentaros la historia de Vlad desde un punto de vista crítico, pero me resulta más interesante que le descubrais a través de un texto coetaneo al personaje. Este es uno de los "pocos" documentos de la época que relata la vida de Vlad Tepes.

Antes que nada debeis saber que Vlad Tepes Draculea, fue un príncipe valaco que nace en 1428 y es asesinado en 1476. Su padre se llamaba Vlad, apodado Dracul, que significa Dragón, sobrenombre que adquirió al ser admitido junto con otros nobles en la Orden del Dragón (Draco Ordo), una antigua orden de caballería creada por los emperadores del Sacro Imperio Romano Germánico para defender los territorios de la cristiandad contra los invasores externos. Vlad Tepes (pronunciado "Shepesh" en rumano, que significa El Empalador) fue llamado Draculea que significa Hijo del Dragón. No queda claro que Vlad Tepes llegara a ser admitido en la Orden del Dragón, pero llevó su insignia a la batalla en memoria de su padre. Sorprendentemente, la palabra Dracul en rumano significa igualmente Dragón y Diablo, lo cual llevó a que en su tierra y a causa de su sadismo, fuera conocido como el Hijo del Diablo, nombre que dio inicio a la leyenda.

Vlad II Dracul, padre de Vlad III o Vlad Tepes Draculea


LA HISTORIA DE DRACULEA. Del manuscrito original de Efrosin (primera parte)

En la tierra de Muntania (antiguo nombre de Valaquia) existió un príncipe Cristiano de la fe Griega (La Iglesia Ortodoxa), llamado con el nombre de Draculea en la lengua valaca, y el Diablo (el significado de Draculea es diablo o dragón) en la nuestra. Su forma de vida fue tan malvada como su nombre.

En una ocasión llegaron a él embajadores enviados por el gobernante turco. Presentandose según sus costumbres, no se quitaron los turbantes de sus cabezas (no descubrirse ante un alto cargo es una grave falta de respeto en occidente). Asi que él les preguntó: "¿Por qué os comportais de este modo, vosotros que habeis venido ante un gran gobernante y aun me mostrais tal deshonor?" Y ellos respondieron: "Esa es nuestra costumbre, señor, y así es como se hace en nuestra tierra". Y él les dijo: "Yo quiero respetar vuestra costumbre, así que os atañereis a ella resueltamente". Y ordenó que los turbantes les fueran clavados a sus cabezas con pequeños clavos de hierro. Entonces les dejó ir, diciendo: "Id y decidle a vuestro señor que él puede estar acostumbrado a semejante deshonor por vuestra parte, pero a nosotros no nos place, asi que no debe contagiar semejante costumbre entre otros reyes, que no la respetan. Por tanto que la mantenga en su casa".

Y el Emperador (se refiere a Mehmet II) se enfadó mucho por esto y levantó en armas su ejército contra Draculea, y llegó a su tierra con muchos hombres. Y Draculea, reuniendo los soldados de que disponía, atacó a los turcos durante la noche y mató a muchos de ellos (es el famoso "Ataque Nocturno" que explicaré en un especial de batallas). Pero no le fue posible ganar luchando contra un ejército tan grandioso y con un número tan reducido de hombres, asi que decidió retirarse.

Empalados

Y él inspeccionó a aquellos soldados que volvieron con él tras la batalla. A aquellos que estaban heridos en la parte frontal recibieron grandes honores y fueron armados caballeros, pero aquellos que fueron heridos en la espalda fueron empalados en una estaca a través del ano, con Draculea diciendoles: "No sois hombres, sino mujeres". Y siempre que fue contra los turcos habló así a sus ejércitos: "Aquel que quiera pensar en la muerte no debe venir conmigo, sino permanecer aquí". Y cuando el Emperador escuchó esto, huyó con gran deshonor, habiendo destruido numerosos ejércitos pero temiendo plantar cara a Draculea.

Y el Emperador envió un embajador a Draculea reclamándole tributos. Draculea le recibió con grandes honores y le mostró todas sus riquezas diciendo: "No solo quiero dar tributo al Emperador, sino que quiero entrar a su servicio con todos mis ejércitos y mi tesorería, y le serviré, obedeciendo todas sus ordenes. Di a tu Zar (del original *Tsar, que proviene de *Caesar; vuelve a referirse al Sultan Mehmet II, no a un zar ruso, es el título nobiliario que el autor ha encontrado más afín en la medida de sus posibilidades; puede sustituirse como Rey o Emperador)que cuando yo vaya a él, debe ordenar a todos sus subditos que no nos dañarán ni a mi ni a mi gente; Yo querré entrar al servicio de tu Zar pronto, y seré yo mismo quien lleve los tributos hasta él". Y cuando el Zar escuchó de su embajador que Draculea quería ponerse a su servicio, honró a su embajador y le dio muchos regalos. Y estaba muy complacido porque estaba en aquel momento en guerra con la gente del Este. E hizo saber a través de sus ciudades y tierras que cuando Draculea llegara nadie le causaría ningún mal y todos le tendrían que dar honores. Y Draculea fue reuniendo todos sus ejércitos y los miembros de la guardia imperial (del Sultán) le acompañaron y le dieron grandes honores. Y pasó cinco días viajando por tierra cuando de repente se volvió y comenzó a atacar ciudades y villas y capturó y mató muchos hombres y también otros turcos que empaló y otros a los que cortó por la mitad y posteriormente quemó, incluyendo también a los bebés lactantes. Y no dejó nadie.

Devastó la tierra completamente y aquellos que eran Cristianos fueron llevados a su tierra, donde se instalaron. Tomó mucho botín y una vez hubo vuelto, honró a la guardia imperial y les dejó ir diciendo: "Id y decid a vuestro Zar lo que habeis visto. Le he servido tan bien como he podido y si desea mis servicios de nuevo, le serviré de la misma forma con la mejor de mis habilidades". Y el Zar no pudo hacer nada porque fue conquistado con deshonor.

Mehmet II


Mañana os dejo más. Un saludo.


Estadisticas de visitas