5.9.06

HACER UN MÛMAKIL CASERO: 3ª parte


Y vamos con la tercera parte de este curso: "Cómo hacerse un mûmak por 4 duros y no morir en el intento". Lo que toca a continuación sería pintar el elefante de juguete para que se parezca a los mumak, así que imprimación en negro y paciencia. Yo para pintar el mío seguí la guía de pintura para mumakils de la página de la Guerra del anillo. Os dejo aquí el link directo.

http://www.laguerradelanillo.com/index.php?option=com_content&task=view&id=35&Itemid=39

La guía esta hecha por un tal ccarolus al que agradezco desde aquí su aportación, y le felicito por su nivel artístico. La guía lo trata todo, en 3 grandes bloques, que son EL MUMAK, LA CESTA y LA PEANA. Por el momento tenemos que tener el bicho pintado (a grosso modo*) para acoplarle la estructura de la cesta encima, y más adelante hablaremos de la peana y cómo hacerla. Por este motivo ahora nos vamos a centrar solamente en el primer bloque de la guía de ccarolus que corresponde a EL MUMAK.

Se hace una visión concreta del tratamiento de la piel, los ojos, los tatuajes o pinturas de guerra (si, las rojas y negras), los colmillos y las uñas (auténtico curso de imitación del marfil). En las fotos podeis ver mi primer resultado.


Una vez lo tengais pintado, hay que acoplarle la estructura de la cesta encima. Lo primero que yo hice fue dos grandes manojos de hilos (esto es decorativo) que van atados tras las patas delanteras y ante las patas traseras, dejando en medio el vientre del animal. Esto simula las cuerdas que atan la cesta al cuerpo en la película. El hilo que usé es blanco porque luego es facil darle el aspecto de cuerda amarillenta y vieja pintándolo con un lavado muy líquido hecho de una parte de pintura marron y amarillo mezclada + 3 partes de agua.

A continuación habrá que pegar al lomo las guías hechas con palillos chinos, que mantienen estable la cesta de 3 pisos a la espalda. El pegamento que yo usé fue el superglue de toda la vida. Una vez que eso esta fijo, comienza el trabajo de modelado. Pillamos pasta DAS, hacemos tiras planas (todo muy humedecido con agua) y tramo por tramo vamos haciendo los bordes de la cesta intentando simular el aspecto de la tela. A mi no se me da muy bien modelar, y me quedó regular, pero eso es cosa mía. Podríais usar otra pasta, como por ejemplo la masilla verde, que da un trabajo más fino, y es muy util a la hora de modelar miniaturas. La pasta DAS vale 0,75 € y se vende en paquetes de 1 kg, y yo voy por lo barato. Casi sufro un infarto al ver los precios de la masilla verde (cosa que pronto tendré que comprar para mi Balrog de Morgoth... proximamente en sus pantallas).

Una vez que lo tengais terminado, con mucha paciencia y dedos húmedos y arrugaos, tiene que quedaros algo asi: (¿no tiene mala pinta, no?)


Habrá que dejarlo secar mucho tiempo. Yo hice todos los pliegues en una mañana, lo dejé en una estantería y no lo toqué hasta la mañana siguiente. Y como decía mi primo el que se largó a Egipto con su mujer: "...con esto y un bizcocho..." nos vemos en la próxima entrega del scratch - built - mumak. Hasta luego.


*Antes he dicho: "tener el bicho pintado a grosso modo" por una sencilla razón, y es que esta miniatura yo la he dividido en 3 o 4 niveles de pintado, ya que tenemos que montarla y pintarla a la vez. La primera fase es un pintado del olifante un poco basto y cateto, ya que tenemos que construirle encima la cesta, que también habrá ke pintar. La segunda fase incluiría el pintado de la cesta y un nivel algo mayor de detalle en el olifante. La tercera fase incluiría el pintado de la peana y un nivel superior de pintado del olifante. La cuarta fase sería un momento de retoques en general. Pero vayamos poco a poco.


Estadisticas de visitas