4.9.06

HACER UN MÛMAKIL CASERO: 1ª parte



Los cabrones de "Geins Guorsho" sacaron en su momento una "miniatura" impresionante, el Mûmakil de Harad. Una bestia (en toda su extensión de la palabra) que carga con un webo de tios encima que disparan flechas y tiran lanzas. Sobre estas lineas vemos la imagen más espectacular de la película "El retorno del Rey" donde estos fantásticos olifantes realizan una carga contra los caballeros de Rohan (y todo lo demás que se ponga por delante).


Como yo no dispongo de los más de 40 euros que vale esta figura, se me ocurrió la idea de hacerme un mûmak yo mismo, sin muchas pretensiones ni ilusiones. No sabía yo entonces que comenzaba la SEMANA MÁS LARGA DE TRABAJO DE MI VIDA. El primer paso fue buscar muchísimas fotografías de estos animales en internet, aceptando de todo, para ver las poses y los movimientos (sirven imágenes de la película, otras miniaturas, figuras de weta workshop, fotografías de elefantes africanos, dibujos de los elefantes de Anibal Barca... lo que sea).

A continuación hay que buscar la figura de un elefante. Lo primero que hice fue coger una miniatura cualquiera de esdla, yo concretamente pillé un arquero de gondor, pero eso da igual. El caso es pillar una miniatura para llevarla en el bolsillo y comprobar la escala "a ojo". De este modo habrá que recorrerse todas las tiendas de "chinos", de "20 duros", cualquier clase de juguetería etc... Yo encontré varias figuras, unas más grandes, otras más pequeñas, unas de resina y en ellas diversos precios. Al final compré en una tienda Domti una figura de plástico que tenía un buen relieve de la piel y detalles de pelo en la cola, ojos y uñas... y su precio fue de 2 euros.

Lo siguiente que hice fue "opcional" pero a mi me pareció buena idea. Con una masilla mezcla de barro y yeso que se llama pasta DAS modelé la "cara" del elefante, para darle un aspecto más mumak. Engrosé las cejas, los carrillos y la frente. Después corté los colmillos del elefante y realizé un esqueleto de alambre para los enormes colmillos que tendrían que sustituirlos, que también modelé con la pasta DAS. También hay que pensar que los mumak de Peter Jackson son elefantes con un doble juego de colmillos (debajo, en la mandibula inferior tienen otros 2, más pequeños) Para adaptar los 4 colmillos a la cara tuve que modelar también los labios del bicho. A todas las zonas de piel remodeladas, una vez secas, les hice unos arañazos superficiales con el cutter para así simular la piel quebradiza y seca de los elefantes.


Para terminar este primer capítulo, donde ya casi hemos terminado con la mutación del físico de elefante africano a olifante haradrim, maticemos también que las orejas de los mumak son muy pequeñas, y habría que recortar las del elefante, a tajos o jirones. Yo lo intenté con el cutter pero no me quedó demasiado bien porque el plástico era muy grueso y me podía llevar un dedo por delante (tengo un largo historial de cortes, como casi todos los que nos dedicamos a esto). Actualmente no tengo fotografías con ese detalle pero ya las haré más adelante. Aunque aparezca en las imágenes, dejaremos la estructura de la triple cesta que lleva al lomo para la próxima entrega, hecha con palillos de dientes redondos y cartón de una caja de carton de leche. Todo muy barato (una vez más).


Hasta la próxima.


Estadisticas de visitas